Coaching metodología ideal para procesos de Outplacement

Posted

Hoy en día, las áreas de Recursos Humanos de compañías de vanguardia, están buscando en el coaching el soporte profesional para brindar un servicio más especializado en los procesos de outplacement, (actividad que se lleva a cabo cuando el empleado es notificado de su desvinculación de la compañía). En el proceso de outplacement, se evidencia el interés y esfuerzo de la organización por ayudarle al ex empleado, a afrontar de la mejor manera posible la situación acerca de su desvinculación y orientarlo para identificar diferentes panoramas para su continuidad en el mundo laboral, sea de manera independiente, de continuidad en el rol de empleado o prepararse para su retiro, encontrando en otros proyectos el balance de vida que desee tener.

La combinación de coaching, más un proceso de outplacement, facilita que el ex empleado inicie un ejercicio de reflexión y conciencia de su potencial, de identificación de sus competencias y de sus recursos, permitiéndole aprender de sí mismo y de la situación que está afrontando para superar ese momento, que por lo general viene cargado de angustia, estrés y expectativa del futuro; es necesario entender que perder el empleo, no es solo cuestión de “perder” el trabajo y una rutina, también es la sensación de inconformidad personal de no continuar diariamente y ser partícipe del círculo social laboral al cual se pertenecía (sobre todo, en cargos de poder), también es “perder” la estabilidad (zona de confort) y la trayectoria en una empresa que sin lugar a duda guste o no, es un segundo hogar.

Una persona, al momento de enterarse de su despido, puede empezar a tener pensamientos, emociones e incertidumbres que alteran y le obstaculizan ver otros escenarios o posibilidades, que por supuesto, afectan la capacidad de mantener una actitud optimista y retadora. Es por esto, que es importante, se asegure que el outplacement no se enfoque solamente en hacer cambios de forma en los currículums o de buscar nuevas “oportunidades de negocio o de trabajo”, sino que se centre principalmente, en identificar las capacidades de desarrollo y de bienestar, que le permita a la persona llegar a un estado de reflexión para revisar y modificar su perfil laboral, sus competencias, y también para adaptarse a nuevos esquemas mentales y comportamentales con respecto a otras formas de trabajo e inversión del tiempo. Por este motivo, trabajar coaching más outplacement, genera resultados poderosos, donde se refuerzan los “autos” del cliente, es decir, es un proceso que se enfoca en automotivarse, autoaprender (y desaprender), autosuperarse y finalmente hacerse responsable, para afrontar los cambios que vienen en la vida, en otros nuevos contextos, nuevos roles laborales, nuevos grupos sociales y diferentes oportunidades, que sin lugar a duda, contribuirán a una adecuada transformación personal y profesional, sobre todo, con el objetivo de impactar positivamente en el aspecto personal y de vida de cada individuo.